4 de diciembre de 2008



Si, parece que es del lado oscuro, una gata gris con pelo de oveja, una gata de yeso que se hace la que no mata ni una mariposa borracha, una felina domestica que no quiebra ni un silencio. Las gatas mudas son las peores de todas, las que se tragaron la propia lengua, ¿te imaginas lo que podría hacer con la tuya?.

Eso si ronronea al ritmo de su felicidad estrellada y a veces saca las uñas para rebanar el aire y trepar por tu sombra sin que lo notes…

27 de noviembre de 2008

Hagamos un Trato (Mario Benedetti)

Compañera
usted sabe
que puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

20 de noviembre de 2008

Hoy Hay



Hay arañas que reposan en átomos aéreos


Hay inútiles uñas y crucigramas gastados


Hay delirantes objetos de escritorio


Hay relojes amnésicos que creen que adornan los muros


Hay melancólicos computadores que suspiran largo y tendido mientras evocan mis recuerdos


Hay tediosos teléfonos que se han derrumbado dejándome a éste lado del puente


Hay laboratorios del tercer mundo y minúsculas labores dentro


Hay gentiles pasillos que me saludan por cortesía


Hay cigarros que crujen de pena y penas que parecen crujir entre los dientes


Hay palomas lisiadas que me consuelen con sus lecciones de vuelo


Hay rarísimas flores negras que me murmuran historias ajenas


Hay una persistente atmosfera de lluvia que anda por el filo de sueño


Hay espejos que me miran de reojo y hay espejismos que persigo a oscuras


Hay desequilibrio estropeándome las jugadas


Hay, en estas noches, insomnio que hierve


Hay catarsis que jamás llegan, como haberme abandonado.


(Yo solo quiero no encerrarme hoy en ésta canción)

31 de octubre de 2008

Viento



Un aliento frió y salino


Me anuncian que le mar ha muerto.


Un viento veloz pasa por mi lado,


Se dobla como el gimnasta más infame


Se me adhiere a la piel,


Toma mi calor y se lo lleva lejos,


A la galaxia remota de las energías perdidas


Donde jamás llegaré a calzar mi entalpía robada.

____________________________________

Alargando la calle donde vivo,
Vi una casa descuartizada,
Donde un viejo violáceo
Torturaba un perro,
Que ni bramaba ni mugía
Parecía sintético, un can de plástico.

El Arcano descuadrado reía
con una mueca tatuada
Y yo lo miraba en su jaula
Devorar su presa imaginaria
Parecía que presumía, el veterano del delirio.

24 de octubre de 2008

La Compañera (Efrín Barquero)

Así es compañera
La he tomado de entre los rostros pobres
con su pureza de madera sin pintar,
y sin preguntar por sus padres
porque es joven, y la juventud es eterna,
sin averiguar donde vive
porque es sana, y la salud es infinita como el agua,
y sin saber cuál es su nombre
porque es bella, y la belleza no ha sido bautizada.

Es como las demás muchachas
que se miran con apuro en el espejo trizado de la aurora
antes de ir a sus faenas. Así es,
y yo no sé si es más bella o más fea que las otras,
si el vestido de fiesta le queda mal,
o la ternura equivoca a menudo sus palabras,
yo no sé,
pero sé que es laboriosa,
Como los árboles
teje ella misma sus vestidos,
y se los pone con la naturalidad del azahar
como si los hiciera de su propia substancia,
sin preguntarle a nadie, como la tierra,
sin probárselos antes, como el sol,
sin demorarse mucho como el agua.

Es una niña del pueblo,
y se parece a su calle en un día de trabajo
con sus caderas grandes como las artesas o las cunas,
así es, y es más dulce todavía,
como agregar más pan a su estatura,
más carbón a sus ojos ardientes,
más uva a su ruidosa alegría.

17 de octubre de 2008

Rincón Compartido



Que super-lativo

que super-latente fue

que super-cadente

haber compartido

el espacio estrecho

de un mismo silencio contigo

19 de septiembre de 2008

17 de septiembre de 2008

Dear Mr.



Le hablo a usted Señor Vaivén, al imaginario y al inconstante, que finalmente son el mismo ilustre caballero, es usted, él que presume ser el viento y a veces lo consigue, él que me asalta y envuelve con su soplo embriagante. ¿Acaso no imagina lo desolador que me resulta volver a mi cordura habitual, después que usted se desvanece sin despedidas y sin promesas?
Le hablo a usted, más bien le advierto, tenga cuidado y no se confíe de mi urbanidad, que en un momento de no retorno de un mordisco le apago los brios, lo decapito con los dientes y me convierto en su puta asesina, al menos eso es mejor que nada.


---------- O ----------

23 de agosto de 2008

Miedo


El Miedo hidrofílico oportunista se filtró por cada orificio o grieta o poro, como una hemorragia reversa, se me repartió como el pan por la sangre haciéndola cuajar, me movilizó las fibras en espasmos erráticos, como horribles polillas erráticas.
Hoy temí a los espejos y al tiempo, temí despertarme en la mañana y no hacerlo jamás; Hoy tuve miedo de la incertidumbre que se bambolea bajo mis pies y sobre mi cabeza.
Se me ha enraizado una pizca de espanto en cada órgano y ¿como arrancarlo ahora sin desgarrarme las tripas?

16 de julio de 2008

:::::::::::::::::::::::::::::O:::::::::::::::::::::::::::



Reálzate los pellizcos
Acomódate las carnes del abdomen
Líjate el cuero árido
Aféitate las magnas pantorrillas
Decórate las uñas asesinas
Cómprate un vestidito licencioso
Estírate las pestañas inertes
Retrázate los ojos mezquinos
Cuélgate tus chiches favoritos
Lústrate los labios desconsuelo
Ensangriéntate las mejillas morenas
Ilumínate el pelaje
Móntate en esos taquitos filosos
Adelgázate las cejas aladas
Engánchate un pañuelo chino al cuello
Empápate hasta la medula con ese perfume herbal
Envenénate esa juventud desmedida con bocanadas de humo
Miéntete un poco
Sacúdete la caspa y la rutina
Arriéndate por horas
Acicálate el espíritu de provinciana

Ahora si, mírate florecer en el espejo ajado del barrio,
Sonríete con un despliegue de dientes francos.
Eres el primor de Carrascal con la Rioja.

10 de junio de 2008



Parada en el andén, esperando que metro pase y la lleve al mismo lugar de cada día, pensó, como sería tirarse a la línea y luego la asalto un miedo glacial, porque al pensarlo experimentó el mismo cosquilleo gástrico que había sentido alguna vez, al estar enamorada. Desde ese día en adelante prefiere tomar la micro, para evitar la tentación y de paso distraerse con la fascinante gama de grises que le ofrece la ventana. Fue la decisión más cuerda, se repite a si misma, con cierta frecuencia, para no desafiar el olvido.

4 de junio de 2008

Cielito LinDo



(con mis ojos)

La Ermitaña













De nuevo, como una maldición, había caído en el mutismo idiota, tanto que ya no era alguien era algo. Ahí estaba, puesta en el sillón, registrando a veces y otras tantas con los ojos hacia atrás, viajando a través de las tinieblas de la conciencia extrema de mi propia irrelevancia en ese escenario.
De vez en cuando uno u otro de los actores de esa obra, que presenciaba sin ser advertida, sentía que el inconciente quizás le susurraba mi nombre como una brisa y rápidamente miraba hacia mi espacio inmaterial y tendía un puente momentáneo, que yo no cruzaba jamás, pues no estaba en mi propia naturaleza el nexo, la sociedad o la compañía.

29 de mayo de 2008

Alegría Súbita



Un día de nuestro señor voy a precipitarme al suelo, caeré muerta de una alegría súbita y tú tendrás que cargar con eso de la culpa. De ante mano muchas gracias estimado miserable.

26 de mayo de 2008

Ventana



La ventana que cuelga del muro exhibe esta noche y todas las noches una constelación de focos presumidos y sonámbulos a puertas de ser tragados por la colosal tristeza de la bóveda vacía. Suspendidos los parpados cerrados de la noche amenazan con derrumbarse.
Parece ser que la tierra y el cielo han intercambiado papeles en esta ventana.

8 de mayo de 2008

Rabbit in your Headlights

Tom yorke + unkle

me encanta este video sobre todo el final

4 de mayo de 2008

la niña en el armario

A los 9 años abandono el rosado y el celeste de su ropa, para vestir por dentro un gris revuelto y sucio. Cambio el sol del juego por armarios estrechos y vacíos como ataúdes. Botó al suelo las estatuillas de su altar, las vio desvanecerse como espejismos y las maldijo por eso. Supo del odio. Extravió a Dios.

Trató de no quebrar el silencio rígido de las noches con sus lágrimas débiles. Lloraba solo con agua y con sal y sin escándalo. No quería que la oscuridad percibiera su miedo y se la tragara viva.

Nunca trató de suicidarse, pero la idea de la muerte fue el mejor anestésico que encontró contra la dolorosa procesión de imágenes que desfilaban por su cabeza y los recuerdos tatuados a la fuerza.

Soportó el mutismo desgarrador de su padre, desafió su indolencia con una frialdad mayor. Intercambió papeles con su madre; la acunó en su pecho de niña y le contó al oído que su hija era fuerte. Tuvo que resistir la incredulidad de la abuela que amaba y seguir amándola después de conocer su miseria.

A los 21 hizo las paces con su historia.


28 de abril de 2008

SHHH (no le digas a nadie)

Caminar en punto
Tres pasos después
Caminar y cuarto
Mirada bruma
En boca, sangre
En sangre, ardor
Pavimento temblor
Y más fluir
Y más ardor
Te apreso la mano
Quiero un trozo de ti
Degustar tu sal
Ahogarme en tu pecho
Sacarte palabras de amor breve
Y creerlas hasta que el sol las derrita

20 de abril de 2008

A reminder

If I get old
I will not give in
But if I do
Remind me of this

Remind me that
Once I was free
Once I was cool
Once I was me

And if I sat down and crossed my arms
Hold me until this song

Knock me out
Smash out my brains
If I take the chair and start to talk shit

If I get old remind me of this
That night we kissed and I really meant it
Whatever happens if we're still speaking
Pick up the phone
Play me this song

(Radiohead)

10 de abril de 2008

ACLARANDO (me)


Que si te espero tres cuartos de hora sentada en una cuneta tortura

Que si me conformo

Que si me conforto con la certeza de que vales la espera

Que si me brota el ajuar de tics, que guardo en el sostén, cuando te acercas

Que si me atraganto con mis palabras

Que si te escucho

Que si me aburres

Que si me ahogo de la risa

Que si te paso un cigarro encendido y un dulce de menta

Que si te mando señales de humo

Que si quiero el filo de tus dientes para que me rebane en mitades

Que si te ofrezco mi espalda para que la siembres

Que si me sacas de mi orbita vacilante (no vacilona, para mi infortuna)

Que si de pronto me ataca un inusitado optimismo, que no le hace juego a mis zapatos

Que si compito con la luz


Que si conspiro contra la soledad

Que si me visto todos los días de inmaculado domingo

Que si te huelo en la ruda acróbata

Que si te dedico en secreto canciones de la cebolla más tradicional

Que si te corto flores que jamás te entrego

Que si las decuartizo pétalo por pélalo

Que si te articulo poemas con palabras que me dan alergia

Que si te compro chocolates de precio medio, que luego me engullo de puro aburrimiento

Que si escucho tu banda sonora en las esquinas de mi cabeza

Que si algunas veces te olvido

Que si te recuerdo (todas la veces menos algunas veces)

Que si mastico chicle a 2000 revoluciones por minuto, mientras le clavo los ojos al aparatito de telefonía celular

Que si te rezo tres padre nuestro y un rosario de sacrosantas puteadas

Que si me canso

Que si te presumo

Que si te escondo en un cajón

Que si te prendo velas rojas

Es solo porque se me antoja el tinto de tu boca.


2 de abril de 2008

( )



Rota roja toda ella


Como labios bipartitos,


Los que tenía,


Labios quebranto.


Bipartita ella,


Su hemisferio norte frío


El que calculaba


El que era posesión del mundo


El que reía sin sentir


Su hemisferio azul


El que soñaba


El que te seguía los pasos


Entre el suelo y tu sombra,


Te pedía arrullo,


Te decía vulnérame


Bésame o derríbame


Mírame, pruébame.


Tan tuya la semi-ninfa


Le dolías más que su estado fragmentado


Te temía más que a Dios.

26 de marzo de 2008

Corazón

Un día de furia libere mi corazón de la caja donde bombeaba vida negra. Lo tomé en una mano y lo apreté, hasta que lloró toda la sangre, que era su veneno. Miré mi triste corazón vacío y lo lamí con pena de madre, entonces, en un espasmo heroico, decidió seguir viviendo a pesar del destierro.
Se había ganado el derecho a refugio, por eso lo retroparí, hasta mi vientre tibio, donde sus heridas fueron sanadas en el rigor de la piedad.

Una mañana igual a todas, sintió que el regreso era su presagio. Se escurrió por una vena, emprendió viaje hasta en enrejado tórax, donde tomó su trono, no su cárcel. Desde ahí bebió un largo trago de sangre nueva, que compartió conmigo porque entendió mi papel de verdugo, porque entendió la muerte vital y el privilegio de la resurrección.


La letra seca, envidia el sonido de un alud de lagrimas cantoras, la emoción que te apuñala al oír, de tras de lo aparente, un gemido de guitarra, como estrella en fuga de si misma.

No sabe ella, desde la obtusa dimensión que ocupa, de la lascivia del merquen que se abre camino y se reparte, ni del nado libre hasta el corazón de mártir de una sandia, ni siquiera sospecha, que la canela mansa abre puertas en el aire y desdobla el tiempo, y que la esencia de la tierra lavada de lluvia, trae de vuelta la euforia que dejaste olvidada junto con la infancia.

La letra muda, muerta, yace gris, derretida y diseminada en su plana realidad, que la sepulta en su génesis …

19 de marzo de 2008

Cerrado por inventario



Se me nubló la sesera y ando con el alma turbulenta


Dispénseme usted.


_______________________________CaTaplasma.-

20 de febrero de 2008

Zapatos

Zapatos furiosos

De un rojo terrible,

Sofisticados y punzantes,

Sigilosos y felinos,

Zapatos lujuriosos y reptiles,

La calzaban perfecta,

Y cuando ella estaba dentro

Mutaba a segura monarca de la cuadra

Y desviaba miradas de asombro

Ante tantísimo descaro colorado.

Sus pies los animaban

A empujar el mundo en su andar

Sin pedir permiso a Dios.

Jamás se despegaban del frívolo beso al cemento,

Eran la sombra de la urbe

Contagiaban al paisaje

Que de súbito era curvo y moteado.

La encerraban en una estela-enigma-nocturna,

Como si de su piel colgara un abismo magnético

Que tenía el brillo nácar de los vicios.

Los zapatos cristalinos la vestían de bohemia

Los zapatos artificio la volvían barroca

Los zapatos terciopelo la ponían melosa

Los zapatos ocaso la pervertían dos veces
Los zapatos aurora la bendecían sin fin.

18 de febrero de 2008

Silencio



Que se haga el silencio en mis labios y en mis ojos

Que no sea yo la desate la anarquía,

La que manche de letras el espacio

Que no vibren mis cuerdas, ni mis pupilas.


Que se haga el silencio en mis oídos,

Que se queden inútiles por unos momentos

Que se consuman y envuelvan de la quietud del aire


Que se haga el silencio también en la razón

Que se calle esa voz que sin mecerse al viento,

Mata el silencio.

Que los sesos descansen de los signos retumbantes,

Que descansen de las palabras inagotables y constantes.


Que se haga el silencio en el alma

Y que el silencio se divorcie de las leyes de la mecánica

Que deje de ser el revés del sonido,

Que no pueda ser quebrado por el choque violento,

Por la oscilación atómica.

Que ahora el silencio sea energía viva

Que sea un color, que sea todos los colores a la vez, que sea el limpio color blanco.

Que el silencio colme el vacío de fulgor

Y al alma la arrulle con el bálsamo de su paz.

Que el día de mi muerte, el silencio este conmigo y me bese la frente.

6 de febrero de 2008

Los N/N



Impulsados por la complicidad de la madrugada los anónimos se acercaron. Él era excesivamente respetuoso y contemplativo; ella era descaradamente ingenua, tenía una inocencia que no le cabía entre las piernas, ni se podía explicar por su relativa juventud, provenía más bien de su ilimitada ignorancia deslumbrada.
Él tejía palabra por palabra una atmósfera placida y tibia, le hablaba de libros que ella ni siquiera imaginaba, de autores, cada nombre le sonaba a nadie. Diríamos monologo, pero esa no era la definición más certera, eso era un dialogo, donde él hablaba con pausas precisas y cadencia, como si hubiera nacido para encantar serpientes y ella se comunicaba con su gestualidad animal, con carcajadas viscerales y, claramente hipnotizada, miraba sus ojos mosaico de colores antagónicos y sentía una paz ajena, que la penetraba despacio, como el aroma del pasto recién cortado.
Le habló entre muchas otras cosas de la forma de vida contemporánea, sin ningún resentimiento, pero con conciencia plena, en ese mismo momento ella lo sintió, nadie había verbalizado de forma tan simple esa inmensa apnea que la asaltaba en las noches, entonces ella le agradeció aliviada y por algunos minutos dejó de sentirse pérdida.

2 de febrero de 2008

Amar-gura


Él la quería con la fibrosa espesura del hígado, guardaba su amor amargo para lanzárselo a la cara como una limosna filosa, como un escupitajo acido.

Él la quería a contracorriente con desesperanza y desesperación, con resentimiento y charcos profundos de decepción.

Escasamente la miraba, tal vez para no infectarla con su rencor esencial, ese mismo que sus facciones no podían contener y lo desdibujaba y redibujaba la cólera.

La profundamente amaba con instinto bélico, le había declarado la guerra del silencio, que avanzaba acuosa y subcutánea socavándole la alegría, transformándola en silencio.


Ella lo quería con cobardía; retenía en su puño izquierdo algunas palabras dulces y un par de sonrisas, que no se atrevía dejar difundir en aire.

30 de enero de 2008

La Vana


Estado con Moneda.
Salón de belleza modern style.
Dentro, corte radical y masculino de pelo de Cataluna.
Tijeras volaban, tijeras mordían.
Y pelo poseso, ahora marchito.
Finalmente, espejo frente.
Cataluna catatónica.
Se para, camina, sale.
Afuera, bulla aumenta tensión.
Incertidumbre por furibundo cambio de look.
Cataluna toca espacio vacío entre orejas y cuello.
Se siente mutilada y excitada, desnuda y sugerente.
De pronto se acerca por vereda opuesta.
Avanza lento, Sacerdote viejo y profético.
Cruza la calle.
La mira completísima, la reconoce y sentencia:
“vanidad, tu nombre es mujer”

25 de enero de 2008

La Maga




Una tarde de epifanía la maga abrió su cartera y su corazón, saco un revolver y Abra-Cadabra, se hizo desaparecer. Todos los presentes la aplaudimos de pie.