29 de mayo de 2008

Alegría Súbita



Un día de nuestro señor voy a precipitarme al suelo, caeré muerta de una alegría súbita y tú tendrás que cargar con eso de la culpa. De ante mano muchas gracias estimado miserable.

1 comentario:

David dijo...

cuidado con coquetear con los balcones y los ascensores en valparaiso...las caidas subitas, al igual que las alegrias idem, son cortas y muy intensas....
Un beso catarina