23 de enero de 2013

Dulce

Dulce, jamás
tu bivalva boca
es salar inagotable
de tanto mar que va
cosechando de mi piel

Dulce, jamás
tu quinteto de dedos
improvisando algo así como
un desafino eléctrico
sobre mis cuerdas.

Dulces, jamás
tus ojos premeditados
para alborotar brújulas
en pleno cataclismo.

Dulce, jamás
eres impulso crudo
eres cruel
dulce jamás.

2 comentarios:

Guachperri dijo...

Chan! Desahogo?

CaTatónica dijo...

siempre wachito, no nos pisemos la capa entre super heroes jajaja